26 de Abril, Día de la Visibilidad Lésbica. ¿Te atreves a ser lesbiana por un día?

Cada dos por tres estamos celebrando y respaldando numerosas efemérides de muy distinta naturaleza. Cada vez es más habitual, a través de las redes sociales, la “solidaridad en cadena”, mediante la que se igualan los perfiles de cientos de personas, se difunden peticiones en busca de apoyos o se reclama la visibilidad hacia diversos colectivos. No hay día que no sea el Día Internacional de Algo, no hay causa por la que no se recojan firmas en Change.org en la que no veamos a todos dios involucrado.
De todas estas fechas importantes, hoy queremos resaltar una, quizás porque nos afecta directamente a nosotras, pero aunque no nos afectara apoyaríamos dicha causa igualmente, porque afecta a la libertad de las mujeres. Cada 26 de abril, desde hace seis años se celebra el Día de la Visibilidad Lésbica.
Una fecha que no fue elegida por coincidir con algún momento significativo para las mujeres; de hecho no conmemora ninguna injusticia ni ninguna adversidad. Su elección fue decidida entre los colectivos estatales de lesbianas atendiendo a la urgente necesidad de resaltar una realidad silenciada durante siglos, un hecho que no queremos apreciar en su verdadera magnitud: la invisibilidad de las mujeres lesbianas.
La invisibilidad en la que han de vivir nuestras hijas, hermanas, primas, tías, amigas, vecinas, compañeras de trabajo, maestras, profesoras, cantantes, famosas, deportistas, actrices, políticas, periodistas,… que, discriminadas doblemente por el hecho de ser mujeres y lesbianas, han decidido renunciar a su indiscutible realidad, por miedo a perder sus trabajos, por temor a ser rechazadas por sus familias o amigos, por cautela en su vida profesional, por la perplejidad que provoca sufrir los prejuicios sociales, y muchas otras veces porque tener la valentía de “salir del armario” en un mundo absolutamente organizado desde el patriarcado y basado en el machismo no es nada fácil, sobre todo si vives en provincias o pequeñas ciudades.
Este día, el Día de la Visibilidad Lésbica, no debería ser sólo un día de fiesta para las lesbianas, debería ser el día en el que todos y todas, nos propusiéramos ser lesbianas: poneros en nuestra piel, salid del armario en el que estáis, que no nos deja ver y que os hace ser cómplices de esta desigualdad establecida como “lo normal”.
Es por eso que hoy os pedimos que cambiéis vuestros perfiles de Facebook y Whatsapp y que nos apoyéis con el lema “yo soy lesbiana”. Sería un hecho tan solidario como otros muchos que hacemos de manera rutinaria. Pero, ¿os atreveréis? ¿Estaréis preparados para las preguntas de vuestros contactos del teléfono o de las redes sociales? ¿Sentiréis la obligación de justificaros ante vuestra familia? ¿Y ante vuestros amigos? ¿Escucharéis rumores a vuestro alrededor? o peor aún, ¿percibiréis el silencio a nuestro paso? Ese silencio que nosotras, las lesbianas, llevamos siglos sintiendo. 
Todas estas preguntas y muchas más cuestiones, sensaciones y dudas son sólo una mínima parte del iceberg que permite, en pleno siglo XXI la invisibilidad para las lesbianas y su representación más brutal, que es la homofobia. Reflexionar sobre todo esto quizás os anime a uniros a la celebración del 26 de Abril, aunque pocas cosas cambiarán si, ni siquiera por un día, os atrevéis a gritar con nosotras “yo soy lesbiana”.
Yo ahí dejo la invitación, y ahí dejo el la foto para que hagáis el cambio. 
Atrévete a ser lesbiana por un día, es también un acto de solidaridad.
Comparte este artículo para que todos los perfiles hoy se llenen de lesbianas.

@LaOvejaRosa es una tuitera, youtuber, escritora, bloguera, community manager y artista polifacética, feminista y lesbiana nacida en Madrid.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *