Aimeé y Jaguar, amor en tiempos de guerra

El último día de Aimeé y Jaguar

En estos días nos cuentan en El Español la historia de Aimeé. y Jaguar. 


Felice Schragenheim era una más entre los 80.000 judíos que aún quedaban en Berlín en 1942. Tras varios intentos de abandonar Alemania, finalmente se quedó en su Berlín natal y se puso a trabajar en un periódico nazi bajo una identidad secreta, adoptando el apellido Schrader. Así pudo ayudar a la resistencia y a muchos judíos que, con más éxito que ella, pudieron salir del país. 

Felice, que además de judía era una lesbiana declarada, las pasó canutas en aquel Berlín donde ser judío u homosexual tenía como final la cámara de gas. En esta guerra particular diaria por sobrevivir fue cuando Felice conoció a Elisabeth “Lilly” Wust.
Lilly, alemana de pura raza aria, casada con un nazi y madre de cuatro hijos, tenía hasta una medalla por su contribución como madre a la salud y regeneración de la “raza”. El enamoramiento entre Schragenheim y Wust fue tan inmediato como intenso y, como es habitual en las lesbianas, a las pocas semanas ya estaban viviendo juntas, aunque Lilly tardó un tiempo en saber que su amada Aimeé (así llamaba a Felicity), era judía. Gracias a ese descubrimiento, Lilly tomó conciencia de lo que el régimen que tanto idolatraba estaba haciendo a los judíos.

Aimeé y Jaguar vivieron su relación abiertamente como un matrimonio al uso, hasta que el 21 de agosto de 1943 salieron de casa para pasar un día de campo junto al lago Havel, donde se tomaron unas fotos que son las únicas que se conservan de ambas como pareja. A la vuelta, la Gestapo estaba esperándolas y Felice fue detenida y enviada al campo de Theresienstadt. Gracias a los buenos contactos de Lilly, pudieron mantener contacto por carta, e incluso Jaguar pudo enviarle ropa a Aimeé, aunque nunca más volverían a verse. El 26 de diciembre de 1944, Felice envió a Lilly su última carta, y Lilly tardó cuatro años en saber que Felice había fallecido cinco días después en algún lugar de Bergen, muy probablemente de tuberculosis.

Durante el tiempo que duró la guerra, Lilly salvó la vida de otras tres judías, y durante muchos años guardó una maleta con los poemas y cuadernos de Felice. Con 80 años contó su historia a Erica Fisher, que escribió el libro Aimée y Jaguar,  e inspiró la película del mismo título ganadora del Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival de Berlín en 1999.

Jaguar, Lilly Wust, murió en 2006 en Berlín, a los 92 años, no sin antes entregar la maleta de Felice al Museo Judío de Berlín.

Y como la película es preciosa y está en Youtube, aquí os la comparto para que la podáis ver.

@LaOvejaRosa es una tuitera, youtuber, escritora, bloguera, community manager y artista polifacética, feminista y lesbiana nacida en Madrid.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *