Mi crítica de La noche de las tríbadas, Teatro Kamikaze

La Noche de las Tríbadas. Foto de Vanesa Rabade

Anoche tuve el placer de ver La noche de las Tríbadas, obra de Per Olev que el Teatro Kamikaze produce bajo la dirección de Miguel del Arco. En esta obra, Per Olev, el escritor sueco eterno candidato al Nobel, nos trae a escena a August Strindberg, otro genio de la literatura sueca y universal. 

Si bien no es necesario conocer la vida de este señor Strindberg para disfrutar de La Noche de las Tríbadas, me gustaría dar unos datos sobre su vida que creo que pueden enriquecer la experiencia. Stringberg es un autor que vivió sin conciencia de su tiempo, atemporal, que no perteneció del todo a ninguna época y por eso pertenece a todas. Era un genio de gran talento, y seguramente por eso no estaba muy bien de la cabeza.  Él mismo se auto denominaba loco. Se convirtió en un misógino a raíz del episodio de su vida que se nos cuenta precisamente en la obra que nos ocupa, La Noche de las Tríbadas. Eso sí, era un misógino que no podía vivir sin las mujeres, y esto marcó toda su obra. En Europa hay dos grandes obras de teatro que son el culmen del teatro moderno universal: La casa de muñecas, de Ibsen, y La señorita Julia, de Strindberg. Ambas obras marcan el inicio del teatro europeo moderno, pero muchos se decantan por el sueco antes que por el noruego. Y eso que Ibsen era feminista y Strindberg desarrolló una terrible animadversión a la feminidad, para el hombre era siempre víctima. Pero claro, los editores, directores de teatro y productores de la época eran todos hombres…

Pero vamos con la obra, que es lo que nos interesa. Todas sabéis lo que significa tríbada, y si no lo sabéis ya os lo digo yo.

tríbada definición

Corre el año 1889 y el autor sueco August Strindberg está sin un duro. Se le ocurre abrir un teatro de corte experimental del que nombra directora a su futura ex (están en proceso de divorcio, con las movidas que esto conlleva) Siri. La acción se desarrolla en un solo acto durante el ensayo de una de las obras de Strindberg, que por cierto fue un fracaso y solo se representó una vez.

Sirie y Marie. Foto de Vanesa Rabade.

La cosa no va mal entre August y Siri hasta que entra en escena Marie, la famosa tríbada que, además de lesbiana, es también alcohólica y, lo que es peor para alguien como August, es libre. Y no solo es lesbiana y libre, es que además ha enamorado a su mujer y vive con ella y sus hijos.

Y durante este ensayo la pareja se echa en cara todo lo que pasó aquella noche en que August sorprendió a su mujer en los brazos de la lesbiana, que para él es la encarnación del mismísimo demonio. Durante dos horas, August Strindberg (Jesús Noguero) se presenta como el genio esquizofrénico que fue, intentando recuperar a una Siri (Manuela Paso) que por fin es libre junto a Marie (Miriam Montilla). Ambas discuten con August sobre feminismo y lesbianismo, ante la estupefacción de una joven promesa del teatro danés que se llama Vigo (Daniel Pérez Prada), que intenta ejercer como puede de director de escena en la obrita que están ensayando.

De esta premisa parte La Noche de las Tríbadas, una obra que sorprende por la dureza y la agilidad del texto y por la interpretación de sus actores. Durante dos horas se presencia una gran discusión entre dos ex, tan grande que hasta la sala se queda pequeña y los actores recorren todo el espacio, sacando sus trapos sucios a pasear y haciendo volar los dardos de la ironía hasta el patio de butacas.

Escenario La noche de las tríbadas

LO MEJOR: Me he enamorado, escenográficamente hablando, de Manuela Paso. La dirección de actores es fantástica: el teatro dentro del teatro.
LO PEOR: La obra es corta, yo hubiera seguido dos horitas más.

La Noche de las Tríbadas se representa hasta el 8 de enero de 2017 y forma parte del ciclo Femenino plural que se representa en el Teatro Kamikaze y que incluye las obras Leyendo Lorca, con Irene Escolar; Una habitación propia, de Virgina Wooolf, con Clara Sanchis y dirección de María Ruiz; La voz humana, de Jean Cocteau, dirigida por Israel Elejalde e interpretada por Ana Wagener; y Juicio a una zorra, escrita y dirigida por el propio Miguel del Arco, con Carmen Machi.

@LaOvejaRosa es una tuitera, youtuber, escritora, bloguera, community manager y artista polifacética, feminista y lesbiana nacida en Madrid.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *