Mi crítica de La Llamada. Lo hacemos y ya vemos

Pocas veces los pases de prensa llenan los cines, pero ha vuelto a pasar con La Llamada.

Cuando fui al Teatro Lara a ver La llamada pensé en qué buena película saldría de tan maravillosa función. Luego, en marzo de 2016, Belén Cuesta me confirmó personalmente en la roundtable (una entrevista compartida con mucha gente alrededor de una mesa) de Kiki, el amor se hace, que La Llamada iba a empezar a rodarse en breve en El Espinar. Y ya la tenemos, a puntito de estrenarse en los cines.

Como en el musical, ni las lágrimas en los ojos ni la sonrisa en los labios te abandona durante la hora y media que dura la película. Javier Ambrossi y Javier Calvo, los Javis, han sabido trasladar su obra al cine, dándole una dimensión extra con bonitos escenarios, primeros planos y secuencias que en el teatro son imposible de recrear. Ahí es donde la cinta supera a la función teatral, en esos primeros planos de Sor Milagros siempre a punto de llorar, o los de esos ojazos llenos de gracia (divina) de María (no es casualidad que se llame María, tiene guasa la cosa), o los de la carita de enamorada de Susana cuando ve a su amada cantar entre todas las flores

La Llamada nos lleva de viaje a un campamento cristiano en El Espinar que se llama La Brújula, donde dos chavalas con las hormonas a flor de piel y las canciones de Henry Méndez en la punta de la lengua (entre otras cosas que tienen en la punta de la lengua, porque tienen más cosas) se quedan castigadas un fin de semana por haberse fugado de juerga a un concierto. Tanto María (Macarena García) como Susana (Anna Castillo) forever friends, viven una serie de cambios que superan lo hormonal e impulsivo de los 17 años que se supone que tienen. Y como ellas son muy de LO HACEMOS Y YA VEMOS, pues se lían las cosas en el campamento. A María se le aparece Dios cantando por Whitney Houston, y Susana se enamora locamente de quien una no se espera.

En La Brújula nos vamos a encontrar con los estereotipos de cualquier campamento religioso de hoy en día: chicas sin fe y que ven el campamento como un modo de irse de fiestón por las noches; la monjita con crisis de fe que echa de menos lo que nunca ha vivido (maravillosa Belén Cuesta); la monja mayor que va de moderna, pero se quedó en los ochenta (fantástica Gracia Olayo); y Dios ( genial Richard Collins-Moore), con todo su misterio, al que cada uno interpreta como quiere, en este caso, como crooner que canta por la Houston.

Ya sé que este argumento parece una locura. De hecho la película es una locura, y ahí reside su gracia. Porque toda esta locura guarda un mensaje de amor y de respeto. Porque La Llamada es una metáfora de cualquier llamada: cuando uno siente la llamada de lo que sea, ya sea de Dios, del amor, de una vocación, etc, hay que atender esa llamada y tirarse de cabeza a la piscina.

En ningún momento se juzga a nadie durante la película, y eso mola. Si de pronto te enamoras de una mujer, pues no pasa nada, si te enamoras de Dios, tampoco pasa, si te pones hasta arriba de MDMA, lo mismo, si cuelgas los hábitos, igual. Eso se agradece y te hace sentir libre y feliz. De hecho, una sale de la película con una alegría inusual, con muchas ganas de cantar y bailar o de irse directa a un karaoke a cantar lo de El Guardaespaldas. (Como los pases de prensa son siempre por la mañana, me tuve que apañar cantando en casa, ya que los karaokes estaban cerrados).

La música es importante en la cinta, no olvidemos que es un musical. Cada personaje tiene su música más o menos asignada y Dios canta como Dios. El momento Todas las flores con Belén Cuesta y Anna Castillo emociona y te hace soltar alguna lagrimita de emoción.

Va a ser un pelotazo, no dejéis de verla porque os va a encantar. La Llamada es un milagro, Milagros.

LO MEJOR: Todo, no hay nada mejor que nada. Las actrices todas maravillosas, las canciones estupendas.

LO PEOR: Que esto se acaba, que yo soy #Llamader  y siento una especie de vacío porque ahora no sé qué más viene. Porque siento que esto ha sido como el colofón de algo muy grande.

La Llamada se estrena el viernes 29 de septiembre de 2017 en los mejores cines de España. 

@LaOvejaRosa es una tuitera, youtuber, escritora, bloguera, community manager y artista polifacética, feminista y lesbiana nacida en Madrid.

Comments

  1. […] Leiva publica hoy el single y videoclip de “La Llamada”, tema principal de la película del mismo título, dirigida por Javier Ambrossi y Javier Calvo y  de la que ya os hablé en este otro artículo. […]

Gracias por comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *