Ovejas en el Día Internacional de la Discapacidad

Hoy que se celebra el Día Internacional de la Discapacidad, tengo una pregunta que hacerte: ¿cuántas lesbianas o gais con discapacidad conoces? Si ya es difícil el ser homosexual, imagina que tu vida tiene añadida alguna discapacidad. Otro obstáculo que superar, ahí es nada.

Imagina que ligas en un chat, y tienes alguna discapacidad visible o no, esto puede ser un obstáculo más. Si fueras una discapacitada física y quedas con una chica, verás cómo las discotecas suelen estar en un primer piso, las puertas son pequeñitas, los baños no están adaptados, incluso puede que no te dejen entrar. Ya si eres discapacitada psíquica, no te quiero ni contar, serás la tonta de la fiesta para todas y tendrás que enfrentarte, como siempre, al estigma social que eso conlleva.

Esta doble discriminación es la que viven las personas homosexuales discapacitadas todo el tiempo, llevándoles a una autoexclusión, dado que se te quitan las ganas de salir. Incluso los propios integrantes del colectivo LGTB tienden a marginar al que es diferente. Recuerdo muchas veces a los integrantes del grupo de sordos de COGAM salir por Chueca y no mezclarse con personas oyentes. Es muy curioso que dentro de un grupo de personas que reivindican sus derechos como homosexuales, tenga que haber un subgrupo de personas con discapacidad…. Con bastantes obstáculos tienen que lidiar las personas con discapacidad para que además sean discriminados dentro de su propio colectivo.

La cuestión es que los que no sufrimos discapacidad pensamos que, por ejemplo, una mujer lesbiana a la que conocemos y que va en una silla de ruedas, no tiene deseo sexual. La inmensa mayoría piensa así, vemos a estas personas como asexuadas, cuando no es así, evidentemente. En el mundo lésbico y gay, estamos bombardeados con imágenes de personas jóvenes sin discapacidad por lo tanto el estigma de la discapacidad impregna nuestra vida.

Muchas mujeres tienen miedo de tener una relación con una mujer con discapacidad, e incluso cuando una persona está dispuesta a tener una mente abierta, muchas veces supone una presión adicional sobre la relación. Es por eso que las lesbianas con discapacidad prefieren la mayor igualdad que da salir con alguien que tiene experiencia personal por su propia discapacidad.

Siendo una minoría dentro de una minoría, muchas mujeres con discapacidad se encuentran muy solas, por esa doble discriminación de la que hablábamos antes. Si tienes una discapacidad, serás doblemente invisible. Y de lo que no nos damos cuenta, es de que la capacidad no es una situación permanente en el ser humano, en cualquier momento una lesión, un accidente o una enfermedad, puede dejar a cualquiera en una silla de ruedas, o en cualquier otra situación de discapacidad.

Es por eso que debemos concienciarnos de que las personas con Pdiscapacidad son, sobre todas las cosas, eso, personas, no seres invisibles que solo se mezclan entre si. Todos somos seres humanos valiosísimos y todos debemos poder mirarnos los unos a los otros en nuestra propia comunidad, enfrentándonos cada cual a nuestras propias barreras, contando siempre con la ayuda de los demás.

Y la próxima vez que estés chateando y ligues con una chica en silla de ruedas que te gusta, no prejuzgues, porque cuando prejuzgamos a una persona, perdemos la oportunidad de conocerla.

@LaOvejaRosa es una tuitera, youtuber, escritora, bloguera, community manager y artista polifacética, feminista y lesbiana nacida en Madrid.

Comments

  1. Inma says:

    Erres una crack, y tienes mucha razón ahí es luchar doblemente y sufrir más aún

  2. Inma says:

    Eres una crack, y tienes mucha razón ahí, es luchar doblemente y sufrir más aún

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *