Seis Hermanas llega a su fin y me gustaría decir algo

El viernes 21 de abril, después de justo dos años de emisión y casi 500 capítulos, termina la serie Seis Hermanas.

En la web de Hay una lesbiana en mi sopa tenéis una colaboración mía donde os cuento mis impresiones generales sobre el final de Seis Hermanas, pero aquí, en mi blog, que es mi casa y la vuestra, me gustaría hablar de otras cuestiones.

Me gustaría hablar sobre lo que esta serie ha supuesto para mí, y supongo que para muchas de vosotras. Yo soy de las que empezó a ver la serie desde el primer día, y empecé a tuitear los capítulos un mes después de su inicio. Aquí podéis ver mi primer tuit con el ht #SeisHermanas, ¡qué tiempos aquellos!

Durante estos dos años han pasado muchas cosas, he conocido a mucha gente y he dejado de conocer a mucha gente también. He recibido muchos mensajes privados muy bonitos, y unos pocos no tan bonitos. He sentido que mucha gente me quiere, e intento sobrellevar que haya quien no me quiere bien, porque no le puedo caer bien a todo el mundo.

La historia de Celia y Aurora ha ayudado a muchas mujeres a encontrar ese referente que necesitaban, y a mí me ha ayudado a ver que todas las personas somos imperfectas y que no debemos juzgar a nadie por sus actos, que todo el mundo se puede equivocar y que no pasa nada por “dejar ir” a los que no congenian contigo o no están en tu linea de actuación. Y que si alguien te hiere, es mejor alejarse y comprender que muchas veces el dolor y las frustraciones de cada cual se traducen en agresividad y mala leche. Y que ante las difamaciones o los agravios, lo mejor es el silencio.

He intentado siempre ser coherente con lo que pienso, ser honesta conmigo misma y con los demás, sabiendo que esto no gusta a todo el mundo, dado que la costumbre general es la de ser superficial y pasar por la vida como de puntillas. Pero yo no soy así, yo no paso de puntillas por ningún sitio y eso es, en muchos casos, contraproducente y peligroso. A veces es mejor pasar desapercibida y no mojarse más de la cuenta, pero no es mi estilo.

El twitter es una estupenda plataforma para hacer activismo de todo tipo, y en estos dos años hemos luchado mucho por la diversidad, por conseguir que se entienda el amor entre personas del mismo sexo, por los derechos de las personas transexuales, por los derechos de las personas de cualquier raza o color, en definitiva, hemos luchado por la igualdad. Pero esto no acaba aquí, no debe acabar aquí, no acaba con Celia y Aurora ni acaba con el final de una serie de televisión. No deberíamos dejar que las diferencias de opinión nos separen, porque para luchar tenemos que estar todas juntas.

En fin, y voy rematando, si tengo que hacer un balance de lo que han significado estos dos años de tuiteo intensivo, solo puedo decir que lo he pasado muy bien y que he conocido a gente muy maja. Gente de todos los países y condiciones. Y doy GRACIAS por ello, porque vosotras también me habéis ayudado mucho y eso nunca lo voy a olvidar.

@LaOvejaRosa es una tuitera, youtuber, escritora, bloguera, community manager y artista polifacética, feminista y lesbiana nacida en Madrid.

Comments

  1. Ieda says:

    Perdona mi portuñol. Yo, por lo youtube, he descobierto Seis Hermanas. La Oveja Rosa, la seguia antes de eso. Nunca me atrevi a escribirles pero ahi estoy. Me ha gustado mucho su actuacion po lo tiempo de Seis Hermanas. Con vostro trabajo me he quedado mas cerca de Luz Valdenebro y he descubierto muchas cosas de la cultura de las mujeres españolas. Asi, que recibas un bgran abrazo desde Brasil.

  2. Ieda says:

    Que quede muy claro: lo de Luz Valdenebro yo dice que con el trabajo de Oveja Rosa, pudo buscar entrevistas y ynformaciones mejores. Muchas gracias.

Gracias por comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *